Ciencia

15 noviembre, 2019 en

Valdivia fue sede de curso internacional para sistemas de vigilancia y programas de monitoreo de embalses

***Investigadores de 15 países se dieron cita en el hotel Villa del Río para estudiar y debatir en torno a los efectos de la erosión y la sedimentación en cuencas y reservorios de agua, entre otros.

Desde lunes 4 y hasta el viernes 15 de noviembre se desarrolló en Valdivia el curso internacional denominado TN-RLA5076-1900251 “Regional Training Course on the Use of Fallout Radionuclides, Compound Specific Stable Isotope and Water Isotope Techniques for Erosion and Sedimentation Assessment in Watersheds and Water Reservoirs”.

Esta cita, efectuada en el hotel Villa del Río, en Valdivia, contó con invitados provenientes de 15 países de América Latina y el Caribe, quienes se reunieron con el objeto de evaluar los efectos de la erosión y la sedimentación en cuencas y depósitos de agua, así como fortalecer en la región los sistemas de vigilancia y programas de monitoreo de los embalses, para reducir los impactos socio económicos y ambientales negativos empleando para ello, técnicas nucleares, dada su capacidad para entregar información cuantitativa exacta a la valorización cualitativa normal de riesgo de erosión y pérdida de calidad de agua.

El citado curso es fruto del proyecto ARCAL, RLA 5076, que incorpora a 15 países de la región latinoamericana en el estudio del empleo integrado de las técnicas nucleares para evaluar el impacto de la sedimentación en embalses. Dicho proyecto prevé una duración de 3 años con 2 cursos de entrenamiento –el primero fue en Perú y el segundo se ejecuta ahora en Valdivia- para la aplicación integrada de las técnicas nucleares y apoyo en la realización de los estudios de casos.

“Esta es un curso de entrenamiento que a su vez es parte de un proyecto internacional, donde estuvimos viendo técnicas isotópicas principalmente para ver redistribución de suelo y erosión que afecten a algunos cuerpos de agua, como lagos, lagunas y embalses, para estudiar los orígenes y al mismo tiempo el impacto que tienen esos sedimentos en estos reservorios de agua”, dijo Claudio Bravo Linares, uno de los organizadores y director del curso.

Bravo, quien además es académico del Instituto de Ciencias Químicas de la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile, relató que, durante este curso, “cada país presentó su caso de estudio y los expertos que están asesorando, les indicaron cuál es la mejor estrategia en términos de muestreo y análisis”, junto a lo cual “fueron entrenados en la universidad para todo lo que tiene que ver con el trabajo de análisis de laboratorio”.

En esta línea, durante estas dos semanas se desarrollaron diversas ponencias y exposiciones, en temas como mediciones convencionales de erosión, dinámica estacional, variabilidad espacial, mapeo de erosión, teledetección; Conservación del suelo: medidas, estrategias, políticas); sensibilización y cooperación con tomadores de decisiones y políticos legislación de conservación del suelo (Ejemplo de UE y La legislación española, las subvenciones de la UE como herramienta para la erosión controlar).

Finalmente, consultado por el valor agregado que este curso representa para el Instituto de Ciencias Químicas de la UACh, Bravo sostuvo que “para cualquier instituto, tener un conglomerado de expertos y de colegas juntos, te amplía mucho más la visión, desde el punto de vista que los casos de estudios son diversos y al mismo tiempo tiene muchas cosas en común. Normalmente uno se centra en cosas locales y en su propia realidad, y ver realidades de otros países enriquece mucho más la discusión”.