Ciencia

20 junio, 2019 en

Investigador del Laboratorio de Bentos (ICML) lideró investigación que logró identificar las principales amenazas de los ríos de nuestro país

Fotografía: Pancora Aegla papudo, marzo de 2015 en el río Putaendo.

Tras una revisión de 80 estudios científicos de los ríos comprendidos entre Aconcagua y el Bío Bío, se pudieron identificar 14 amenazas tanto para los ríos y la flora y fauna asociada a estos cursos de agua. El principal conflicto y foco de atención: el cambio de uso de suelo en los ecosistemas de agua dulce, según consignan los investigadores al diario La Tercera (click aquí).

En este sentido, para el investigador Pablo Fierro, del Instituto de Ciencias Marinas y Limnológicas de la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile, “este estudio es un gran paso para aumentar nuestro conocimiento en favor de la conservación de la biodiversidad, la cual trae innumerables beneficios para la población humana”, explicó.

Durante el proceso de estudio e investigación, se identificó un total de 14 amenazas principalmente antropogénicas, que los profesionales concentraron en cinco grupos: especies exóticas; pérdida de hábitat, degradación y cambio en uso de suelo; contaminación; cambio climático y, finalmente la sobreexplotación.

En este sentido, y según explicó Pablo Fierro, “el cambio de uso de suelo, desde vegetación nativa a suelo de actividades humanas -como áreas agrícolas o urbanización-, estaría afectando a los invertebrados – principalmente insectos – que viven en los ríos, y que son la base de la cadena alimenticia en esos ecosistemas, ya que son consumidos por peces, aves o pequeños mamíferos”, sentenció.

Río Putaendo (cuenca del río Aconcagua), agosto de 2014.

Ver infografía (Cortesía Diario La Tercera)