Ciencia

13 diciembre, 2019 en

Estudiante de doctorado de la UACh logra primer lugar en concurso fotográfico de biología celular

*** Pablo Mendoza, de la Facultad de Ciencias, obtuvo este reconocimiento con una imagen de un podocito humano expandido que responde a la abundancia de adenosina.

El estudiante de la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile, Pablo Mendoza, obtuvo el primer lugar del concurso fotográfico “Mejor imagen en Biología Celular 2019”, organizado por la Sociedad de Biología Celular de Chile, y en la cual se aprecia un podocito humano expandido sobre vidrio cubierto con laminina, imagen que le valió ganar esta competencia anual que contó con el auspicio de Nikon y Loncotec S.A.

“Me siento muy satisfecho, orgulloso la verdad, de que la investigación que hacemos en el sur de Chile capte miradas. Feliz además por el premio que me dio la empresa de microscopía Loncotec (…) el cual es un gran incentivo para que los microfotógrafos chilenos participen del concurso mejor imagen en biología celular”, afirmó.

Mendoza, quien es estudiante del programa de Doctorado en Ciencias mención Biología Celular y Molecular, explicó que la imagen ganadora se obtuvo mediante el microscopio de epifluorescencia del laboratorio del Dr. Gonzalo Mardones en la Facultad de Medicina de la UACh, y muestra una célula humana (llamada podocito) expandiéndose sobre una matriz extracelular artificial que imita su hábitat natural. “La imagen trata sobre la respuesta que se produce en la arquitectura interna de la célula cuando aumenta la abundancia de adenosina. Adenosina es una molécula presente en todas las células del organismo ya que es la base del trifosfato de adenosina, (más conocido como ATP) pero en situaciones patológicas su abundancia se incrementa dramáticamente”, dijo el estudiante, quien añadió que “hace más de una década, desde el laboratorio del Dr. Rody San Martín en el Instituto de Bioquímica de la UACh, se estudia cómo la elevada abundancia de adenosina puede producir cambios en las células del riñón y cómo estos cambios se relacionan con la progresión de la nefropatía diabética, enfermedad crónica padecida por muchos adultos mayores de nuestro país”.

Mendoza explicó que la elección de esta imagen para el citado concurso se debió a que “me pareció extraordinaria la arquitectura del esqueleto de la célula fotografiada”, agregando que mediante el microscopio de epifluorescencia se pudo fotografiar 3 aspectos claves de la célula y representarlos en 3 colores distintos. “En mi caso me interesa el citoesqueleto de microfilamentos de actina que se visualiza en color verde, el cual se puede apreciar altamente ramificado alrededor del anillo central, y estas ramificaciones tienen formas poligonales similares a las ondas que se generan en un vaso de agua cuando vibra. Además, en color rojo teñí un componente de adhesión que permite observar cómo esta célula está creando adhesiones por todo su contorno a medida que expande su cuerpo. Y en color azul se observa el ADN acumulado en el núcleo celular”, dijo.

Agregó: “Esta imagen es la que seleccioné para mostrar en el congreso XXXIII de la Sociedad de Biología Celular de Chile y evidencia el dramático cambio que sufren los podocitos cuando se incuban con alta concentración de adenosina. Es muy importante para mi tesis de doctorado y por lo visto se ha convertido en un logo para mi investigación. Además el próximo año será la insignia de la XXXIV reunión anual de la Sociedad de Biología Celular de Chile”.

Cabe destacar que el actual tema de investigación de Mendoza trata sobre cómo la alta adenosina extracelular “produce cambios en la arquitectura interna de la célula y en la adhesión de los podocitos, y para ello estamos investigando la red de señalización que se activa cuando aumenta la adenosina. Tenemos identificado un receptor de membrana que transduce la señal al interior de la célula, y hemos visto que, inhibiendo su activación con un fármaco experimental, podemos prevenir los cambios en la adhesión de los podocitos”.

Junto a reconocimiento, Mendoza fue premiado con una cámara réflex Nikon D3500 con 2 lentes.