Ciencia

15 marzo, 2018 en

“Con el avance de la tecnología podremos evidenciar el legado de Hawking”

A los 76 años de edad falleció el afamado físico británico Stephen Hawking, el hecho ocurrió en la  madrugada del 14 de marzo de 2018 provocando reacciones tanto en el mundo científico como en el mundo político. A nivel local también se ha dejado sentir el pesar, más aún, cuando justamente hace 10 años Hawking visitó la capital de Los Ríos, donde incluso aprovechó de dictar una conferencia en el Coliseo Municipal ante unas 3.500 personas.

Fue en el marco de esta reacción mundial que el investigador del Instituto de Ciencias Físicas y Matemáticas (Facultad de Ciencias, UACh), Dr. Francisco Correa dedicó al periódico local algunas palabras acerca del legado del científico, fundamentalmente repasando tres aspectos: En cuando a Hawking logra torcerle la mano a una enfermedad que lo dejó postrado y sin habla; el impacto en la física teórica; y finalmente en cuanto a la disponibilidad de aprovechar todas las plataformas para hacer divulgación de los secretos del universo.

En tal contexto el Dr. Correa escribe:

“El aporte de Stephen Hawking a la humanidad es enorme y de un carácter transversal. No solamente se transformó en un ícono de la ciencia moderna, sino también fue un referente del esfuerzo, pasión y dedicación por las Ciencias, por lo que su legado va más allá de la Física.

Tanto alumnas y alumnos de la Universidad Austral de Chile y jóvenes de Valdivia pueden considerar Hawking como un claro ejemplo del genuino placer por el saber y el conocimiento. Él no solamente se destacó por sus importantes contribuciones vinculando la Ciencia con la sociedad, sino también continuó trabajando en sus investigaciones hasta el final. Como ejemplo de esto, fue hace sólo dos semanas que

Hawking en conjunto con un colaborador, mostraron a la comunidad una actualización de sus últimas investigaciones, mediante una plataforma de libre acceso a las publicaciones (www.arxiv.org).

Pero sin duda el lugar que encontró Hawking en la comunidad científica fue gracias a sus investigaciones, las cuales tienen y tendrán por mucho tiempo más, un impacto muy importante en la Física Teórica y en el estudio de los agujeros negros. Dentro de

muchas cosas, Hawking indagó en los aspectos cuánticos (es decir a nivel microscópico) de la gravitación, conjeturando que los agujeros negros emiten radiación (una forma de emisión de energía que en este contexto se conoce como radiación de Hawking) y además, demostró, en conjunto con Bekenstein, cómo se puede calcular la entropía de un agujero negro.

En este contexto somos muchos investigadores, tanto en Chile como en el extranjero, que no solamente hemos leído sus artículos, sino también usado sus resultados en nuestro trabajo científico, como por ejemplo, calculando la entropía de un agujero negro usando una fórmula encontrada por Bekenstein y Hawking, que por cierto también lleva su nombre.

De esta forma, podemos acercarnos un poco para comprender el nivel del legado de Hawking. Hoy en día, no es raro escuchar de investigadores (tanto en Física como en otras disciplinas) que leyeron uno o varios de sus libros de divulgación y continuaron su interés por la Ciencia y en algunos casos tener el privilegio de dimensionar su contribución en Física.  Aunque su partida es triste para la comunidad científica en general, podemos hacer uso de su profunda y real convicción, para acercar y motivar a los jóvenes a que se acerquen a sus múltiples obras literarias y aprecien el amor, constancia y dedicación por la Ciencia como lo hizo Hawking.

Aunque se vuelve difícil comprender la influencia y aporte de Hawking en nuestro cotidiano vivir, es muy útil recordar el caso de otro ícono de la ciencia moderna, Albert Einstein. No basto mucho tiempo para que las predicciones de teoría de la relatividad de Einstein fuesen comprobadas; incluso estos últimos años tuvimos nuevas confirmaciones de su teoría mediante el descubrimiento de las ondas gravitacionales, las cuales revolucionaran la forma de hacer astronomía y que permitieron galardonar el premio Nobel de Física el año 2017. Día a día, cada vez que usamos un GPS hacemos uso del trabajo teórico de Albert Einstein y quizás, en un futuro próximo, con el avance de la tecnología podremos evidenciar aún más el legado de Hawking”.